Así Lo Veo

En la era digital se rompe el límite de la memoria, se traspasan fronteras que parecían imposibles.
La tecnología se nos ha hecho cotidiana y nuestra cotidianidad se ha globalizado.
La inmortalidad en la era digital. ¿Se logrará anular la frontera que separa la vida de la muerte?
Nueva York, fue construida por inmigrantes, cuyas diferencias idiomáticas no fueron una frontera infranqueable para hacer de esta ciudad la más famosa de todas.
¿Se pueden realizar cálculos para determinar el devenir del universo?
Redes sociales, interacciones múltiples donde se borran las distancias y se precipita el tiempo, ¿dónde están los límites?
Las fronteras no solo dividen. A veces son territorios de confluencias donde las líneas separadoras se diluyen y se establecen nuevas relaciones.
La época que nos toca vivir, tiene sin duda un rasgo sobresaliente: su irresistible tendencia a unificar.
«Hay muchas razones para callar, hay muchas para decir lo que sentimos»
Cuando se rompe el límite entre el yo y los otros, entre lo que soy y lo que somos.