Rolando Arco

Rolando Arco

(Cuba)

«Reescribir hasta que, como magma que se enfría, se solidifique la fábula»

Rolando nació en Leningrado de madre ruso-judía y padre cubano. A los pocos meses su familia se instaló en Cuba, en una pequeña ciudad costeña al norte de la isla. Desde pequeño mostró interés por la escritura y a los 9 años comenzó su aventura literaria. A los 18 dejó temporalmente su cuidad para cursar estudios universitarios en la ciudad de Lvov, Ucrania occidental, en la Unión Soviética. En ese período pudo, no solo observar, sino vivir las esperanzas y respirar los nuevos vientos que traía perestroika. Luego de tres años regresó, y permaneció en su cuidad hasta el año 1996 cuando emigró a New York. Allí comenzó a trabajar en proyectos medioambientales, lo que marcaría su desarrollo profesional. Pero Rolando nunca dejó la escritura, aunque escribía desorganizadamente y a ratos. Y un día decidió encausar su pasión y decidió inscribirse en la maestría de Escritura Creativa en la Universidad de New York, y así solidificar ese magma creativo que siempre lo ha acompañado.

«Los edificios proyectaban sombras pintadas por Di Chirico y, el cielo vacío de nubes, tenía la nitidez esencial del invierno. El lugar estaba desierto y yo lo prefería así...»